marketing-online-seo-home-l3g

¡Conócenos!

¿Buscando Agencia de Marketing Digital?

bienvenido

Somos una empresa hecha por personas que cuidan de personas y de sus sueños. Hacemos de tus objetivos los nuestros, convirtiéndolos en nuestra prioridad. Disponemos de las certificaciones de Google Partner en sus diferentes especialidades (Búsqueda, Display, Shopping, Mobile, Youtube y Google Analytics) y tenemos muchos años de experiencia en marketing digital. Somos la empresa ganadora de los premios AJE Cádiz 2016.

l3g-marketing-online-premio-aje

Marketing Online

¿Quieres un equipo de especialistas en Marketing Digital?

boton
  • "Te escuchan, buscan, proponen, se adaptan...es más que una empresa de marketing online porque piensan en las personas, que al fin y al cabo somos quienes estamos detrás de este mundo de tecnología."

    José Miguel Abollado
    José Miguel Abollado Marketing Manager / Multison

Qué es el Marketing Digital y por qué lo necesitas

Marketing Digital Los 3 GuisantesCansado de oír que tu empresa tenía que estar en Internet, te dejaste convencer para hacer una web y un perfil en Facebook.

Pero ha pasado el tiempo ¡y no vendes más que antes! Así que te preguntas: ¿No eran Internet y el marketing digital un chollo para las ventas?

Bien, intentaremos orientarte y darte un empujoncito hacia todo eso.

Déjanos empezar diciéndote que Internet es una herramienta; la más poderosa que existe, sí, pero no funciona sola.

Si te compras la mejor excavadora del mercado y te sientas a esperar que te haga una piscina, seguramente no ocurrirá nada. Pero si pones a los mandos a alguien que sabe manejarla, ¡oh!, ¡qué hoyo, qué bien hecho, qué rápido! •

Los medios digitales no son diferentes: hay que saber y tener paciencia. Así que intentaremos aclararte un poquillo qué es el marketing digital y cómo se emplea.

  1. La gallina y el huevo del marketing digital

No, esto de empezar con algo de historia no lo hacemos para rellenar espacio. Es vital que entiendas qué era el marketing antes de Internet, qué era en los primeros tiempos de la Red y qué es ahora.

Si no ves clarísima la diferencia, acabarás cayendo en tics viejunos y diciendo cosas como efectiviwonder. Y te preguntarás qué pasa con Internet, que tu comercio electrónico no va. Pues con Internet no pasa nada, ¡pero contigo sí!

1.1. Arqueología digital

Antes de la Web, en aquellos tenebrosos tiempos, la tele, el periódico y los carteles disparaban publicidad a todo quisque. Por eso recordamos los anuncios de Nocilla, colonia Chispas y tónica Schweppes.

Llegó la primera Internet y los anunciantes dijeron: mira qué chulo, ¡vamos a hacer lo mismo aquí también! Aquello era la Web 1.0, y el plan de marketing seguía consistiendo en decir: «Somos estupendos. ¡Compra!»

1.2. De repente, el usuario pudo hablar

Pero en un plis, va la tecnología y logra la Web 2.0. Y le da voz al usuario, que se pone los pantalones y dice alto y claro:

Publicistas, ¡aburrido me tenéis! Tomo yo el mando, y no me deis la tabarra porque os mando a los infiernos con un clic.

Así que Internet por doquier y la gente opinando, quejándose, alabando, contando y pidiendo.

Ante ese panorama, las empresas piensan: oye, que habrá que escuchar lo que dicen, ayudarles en sus problemas y tenerlos contentos para que hablen bien de nosotros en los social media. ¿No?

¡Sí! Ahora la información la crean los usuarios y la opinión que vale es la suya. Hay que ganárselos limpiamente, con el mejor trabajo, el mejor trato y los mejores chistes.

  1. ¿Una definición de marketing digital, porfa?

Marchando. El marketing digital es la utilización de Internet y sus medios para dar difusión a nuestra empresa, haciéndole ganar peso y prestigio que aumenten nuestras ventas y nos ayude a alcanzar los objetivos de facturación que hayamos definido.

O sea: es cualquier acción de marketing que se realiza en los medios digitales. Unas reproducen las técnicas tradicionales off-line, y otras no.

No te tomes al pie de la letra las listas que dicen qué acciones componen el marketing online porque, como imaginas, su número y posibilidades son incalculables.

Dicho esto, vamos con nuestra lista ☺ de prácticas básicas para una buena estrategia digital de marketing.

Importante: sé abierto, explora las opciones y quédate con lo que mejor te funcione.

  1. ¿Qué tengo que hacer en Internet con mi empresa?

Básicamente esto:

3.1. Ten un sitio web bonito y ordenado

Nuestra web es nuestro ombligo digital; el escaparate de lo que somos y hacemos. Queremos llevar gente allí, sobre todo si tenemos un ecommerce.

Debe tener aspecto profesional para inspirar confianza y un diseño chulo para que los visitantes se den una vuelta y podamos convertirlos en clientes.

Sin web propia no se puede pretender nada online. A no ser que quieras citar a tus posibles compradores en una cafetería-pastelería virtual. Pero claro, va a parecer poco serio. •

3.2. Cocínate un blog con un poco de sal

Necesitas un blog útil, con gracia y material original para mejorar tu posicionamiento web. No hagas copiapega o la cosa se volverá en tu contra y arruinarás tu imagen de marca.

¿Para qué necesitas un blog?

  • Para renovar con frecuencia el contenido de tu web y caerle mucho mejor a Google.
  • Para tener buenos artículos que compartir en las RRSS.
  • Para ganar presencia y asomar por más páginas web, multiplicando tu visibilidad y las veces que suena el nombre de tu empresa.
  • Para atraer visitantes, poniéndoles con cada post una nueva puertecita de entrada.
  • Y, resumidamente, para hacer un marketing de contenidos efectivo: si creas cosas interesantes, la gente llegará.

3.3. Que hablen de ti en las redes, aunque sea bien

Tanto si contratas a un community manager como si llevas tú mismo Twitter, Facebook y demás, no subestimes el poder de las redes sociales, joven Skywalker.

Pueden hacer mucho por ti.

No es cosa de llamar la atención a toda costa ni de aterrizar en las RRSS como Travolta en las pistas de baile, pero una imagen sosa te va a servir de poco.

Lo ideal (¡seamos ambiciosos!) es proyectar un perfil amable y ocurrente al tiempo que profesional: que se note que sabemos de lo nuestro.

Lo que queremos en las redes es relacionarnos y construir una comunidad alrededor de nuestra marca, no vender directamente. Si intentamos eso quizá nos salga el tiro por la culata.

3.4. Una pizca de email marketing…

En publicidad digital, lo primero es no molestar. El email marketing da resultados, pero hay que usarlo con cuidado.

Debes obtener el consentimiento del destinatario antes de enviar nada a su correo. Y después, mandarle contenidos chulos y personalizados. Así podrás ampliar tu círculo de clientes y traer en palmitas y fidelizar a quienes ya lo son.

Pero recuerda: cuida la redacción y la imagen en cada microscópica acción de marketing que hagas. ¡Las chapuzas son contramarketing!

3.5. Un chorrito de SEO…

El buen posicionamiento en buscadores es el sueño y la pesadilla de todo webmaster. Y como sabes, las técnicas para mimar a los motores de búsqueda reciben el (enigmático) nombre de SEO.

Naturalmente, necesitamos el SEO porque es un elemento primordialísimo de cualquier estrategia de marketing digital. ¡Google puede traerte un montón de internautas nuevecitos cada día!

Así que el programador de tu web, el redactor de contenidos, el community manager y las demás personas que desarrollen el marketing de tu empresa, llevarán siempre puesta una camiseta que diga: «I ♥ SEO».

3.6. Un poco de SEM cortado en dados…

Eso del posicionamiento orgánico es estupendo, pero los resultados tardan algo en llegar. ¿No te sobrarán unos eurillos para una pequeña campaña en Google?

La cosa va así: eliges las keywords por las que quieres pagar, y, gracias a Google Adwords, nuestra página aparecerá destacada cuando alguien realice una búsqueda con esas palabras.

Lo mejor de esta práctica, llamada SEM o marketing en buscadores, es que solo apoquinaremos cuando hagan clic en nuestro enlace, y que, además, nos asegura resultados inmediatos.

3.7. Y perejil para el móvil

Conviene echar un ojo a las técnicas de marketing diseñadas para los móviles, o mobile marketing. ¡Es lo que toca, amigos!

  1. ¿Y me va a funcionar?

Respuesta corta: sí.

Respuesta larga: déjanos parafrasear a Einstein, que nos hace ilu: El marketing online no juega a los dados. No es cosa de suerte, sino de conocimiento, profesionalidad y constancia.

El marketing digital bien hecho te dará ventas y unos bonitos y sólidos cimientos para la relación de tu empresa con sus posibles usuarios, que se traducirán en éxito y más ventas todo el tiempo que sigas trabajando en ello.

Más concretamente:

Te permitirá hablar directamente con los clientes de cualquier lugar, personalizando la atención a tu público objetivo.

Podrás medir y comprobar qué funciona y qué falla con muchísima mayor exactitud que en el marketing tradicional, y corregir los errores volando.

Gracias a las nuevas tecnologías, te gastarás mucho menos que antes para lograr resultados.

Tus ventas aumentarán porque todo el mundo busca en la Red antes de comprar, y todo el mundo está en ella. ¡Tus posibles clientes también!

  1. Así que era cierto

Sí, te han contado la cruda verdad: si tu empresa no está en Internet, ¡no existe!

O, si prefieres, existe, pero llega a una milésima parte de las personas a las que podría llegar.

Es cierto que en la Red hay trillones de sitios web, pero tu competencia directa son menos de los que crees. Solo hay que buscar un sitio, lanzar unas bengalas para que nos vean, hacer vida social y trabajar nuestros contenidos.

Vale, ¡hemos simplificado un poco!, pero el significado de marketing digital no se aleja demasiado de eso.