Evolución del Comercio Electrónico en España

Cómo ha crecido el eCommerce en nuestro país

Seguramente ya sabías que en España, a día de hoy, casi todo el mundo usa Internet. Pero, ¿cuánto es casi todo el mundo?

Pues un 82 % en enero de 2017, que aumenta mientras lees porque el número de internautas crece y no para: tu vecino de ochenta años se conecta a través del móvil y tus padres, que de tecnológicos cero, ya no pueden vivir sin Whatsapp o Youtube. ¿A que sí?

Lo que a lo mejor no sabías es que dos de cada tres de esas personas compran online.

Así te puedes hacer una idea de la evolución del comercio electrónico, que en nada ha pasado de parecer un pollito a tener pinta de tiranosaurio.

En el tercer trimestre de 2016, el ecommerce en nuestro país facturó más de 6000 millones de euros y todo indica que en 2017 seguirá crece que crece.

Y ahora, supongamos que tienes una empresa y dos opciones:

Una, esperar tranquilamente a que desaparezcan móviles, tablets y ordenadores, que como sabes no son más que una moda pasajera.

Y dos, empezar a ver en serio cómo va eso del marketing digital y el e-commerce.

Por favor, ¡dinos que no has elegido la opción número uno! ☺

El comercio electrónico: de repente llegó el futuro

Aunque te suene raro, en la prehistoria de Internet no se permitía usar la Red con fines comerciales. Sí, sí, como lo oyes.

¿Cuándo cambió eso? Pues en 1991. Y solo un año después se estaban vendiendo cosas a través de nuestra querida Web, aunque de forma muy tímida: un libro aquí, una pizza allá. Pero lo realmente importante es que todo había empezado a rodar.

Las cosas cambiaron muy rápido. En 1995 nacieron Amazon y Ebay (quizá te suenen); poco después apareció Paypal, se desarrollaron los medios de pagos seguros y fáciles, Apple se sacó el iPhone de la manga…

Y de pronto, ¡zas!: Todo el mundo compraba por Internet. Primero poco, luego más y después mucho.

Tanto que, en el primer trimestre de 2011, casi anteayer, la compra online en España superó los 2000 millones de euros, y en 2016, te lo decíamos antes, la cifra ya se había multiplicado por tres.

Quién compra online

Vamos a quedarnos un rato en ese año, 2016, porque es el último del que tenemos datos fiables. ¿Qué nos dicen las estadísticas sobre el perfil del comprador online medio en nuestro país?

Pues que su retrato robot sería el de una persona que ronda los 38 años, tiene estudios universitarios, usa las redes sociales (qué sorpresa, ¿eh?) y en cada compra se gasta una media de 75 euros.

¿Te reconoces?

Cómo compra

Este dato puede que te sorprenda, pero para comprar por Internet en España se utiliza infinitamente más el ordenador, sea portátil o de sobremesa, que ninguna otra cosa.

Ni smartphones, ni tablets ni sables láser inteligentes le hacen sombra por el momento.

¿Por qué? Más que nada, porque los usuarios prefieren navegar con comodidad y, sobre todo, ver bien lo que piden. Y en las pantallas pequeñas eso cuesta algo más.

Aunque también es cierto que los móviles van ganando terreno últimamente, poquillo a poco.

Qué compra

La venta por Internet en España tiene ya sus clásicos, y uno va de la mano de la afición viajera.

Seguro que, como casi todo el mundo, recurres a la Web para comprar viajes, estancias y escapadas de fin de semana…

Y seguro que sueles practicar la caza de ofertas de billetes de avión y que te quedas más ancho que largo cuando tienes éxito. ✈

Junto a los viajes, el ocio, la tecnología y la moda se llevan la palma de nuestras preferencias.

Pero los demás sectores también crecen; la alimentación, los regalos, los deportes y otros se van sumando, y pronto casi nada quedará fuera del mercado online en España.

Por qué compra

En primer lugar porque, aunque hay muchas cosas que nos sobran, el tiempo no suele ser una de ellas.

Y claro: comprando por Internet se ahorra tiempo.

Además, porque lo podemos hacer desde casa y no tenemos que ir a la tienda que está en la otra punta de la ciudad. Cómodos que somos.

Y eso cuando hay comercio físico, porque resulta que la mayoría de las compras se hacen en tiendas que solamente venden sus productos online.

¿Más ventajas del Comercio Electrónico?

Pues sí: en las páginas de ventas online en España encuentras una oferta mucho mayor a la que te espera en las calles de tu localidad.

Y además de tener más para elegir, puedes comparar precios en un plis y el envío es gratuito en muchos casos.

Todos buscamos todo eso y, además, claridad y transparencia. Seguro que alguna vez has salido rápidamente de una página que no explicaba bien alguna de esas cosas, o las formas de pago, o qué pasa cuando quieres devolver lo comprado.

Si vas a introducirte en este mundo, recuérdalo: la falta de claridad es uno de los mayores pecados de un negocio online ¡Y bien que lo hacen saber los internautas!

El proceso de compra online

Cada poco tiempo estás pensando en comprar algo. Por capricho, por necesidad o porque sí (un gran motivo ese); el caso es que siempre planeas alguna compra, grande o pequeña.

  • Lo primero es buscar…

Así que buscas información por la Red, miras qué dicen los blogs, lees la web de la marca, repasas todo lo que hemos dicho en el punto anterior y eliges una tienda.

Tomada la decisión, vas siguiendo los pasos que te indica la página hasta la compra final. Pero, antes de confirmarla, ves que aparecen costes que no te habían comentado, o alguna otra cosa imprevista que no te convence.

¡Alarma y toque de campanas!

Abandonas el carrito de la compra en el pasillo de la web y sales como entraste, sin mirar atrás.

Si actúas más o menos así, eres un comprador promedio (no te preocupes, no es nada malo).

  • Y lo último, dejar tu opinión

Sin embargo, imaginemos que todo ha ido bien: has terminado tu compra y la has recibido con normalidad en tu casa.

O imaginemos que has tenido algún problema: con los plazos, con el envío o con la devolución.

Lo siguiente que harás, quizá, será volver a entrar en Internet y comentar tu experiencia, buena o regular. Tu comentario le servirá de información a otra persona que está planteándose comprar, y así volvemos al principio del bucle.

Gracias a ti, la evolución del comercio electrónico en España ha dado otro pasito.•

Razones de no comprar Online: Por qué dudan los que dudan

Ya ves, no pocas personas rechazan el e commerce en España. En algunos casos es simple falta de costumbre, pero en otros hay buenos motivos, no vayas a creer que no.

¿Cómo saber si el zapato aprieta?

El más importante, el definitivo cuando se trata de moda, es este: no se ha inventado el aparatito que nos permita tocar las cosas que vamos a comprar, y mucho menos probarnos los pantalones o los zapatos que vemos en la pantalla.

Un motivo impepinable, las cosas como son.

Nada como el trato humano

Pero hay más: bastantes usuarios prefieren ser atendidos por una persona real, en una tienda real. Y a otros muchos, por último, no les hace mucha gracia introducir sus datos personales en una web.

Aunque, eso sí, prácticamente todas estas personas que prefieren las tiendas físicas utilizan Internet para informarse antes de su compra, comparando precios y leyendo opiniones.

Así que se podría decir que ya tienen un pie puesto dentro del comercio online. Démosles unos añitos y a ver qué pasa.

¿Es buena idea tener una tienda online?

Bien. Vamos a ponernos ahora en la piel del vendedor.

e commerce … Ventajas, ventajas

La primera es que el ecommerce en España es algo totalmente extendido y normalizado. Los pagos son seguros, la confianza de los usuarios cada vez mayor y las dudas, que las hay, cada vez menores.

¡El terreno se ha allanado mucho en los últimos años!

Una tienda virtual casi no tiene costes, sobre todo si los comparas con lo que supone montar un local físico. Y esta, coincidirás con nosotros, es una enorme, pero enorme ventaja. Una casi decisiva.

Y todavía hay más. Un comercio virtual no tiene horarios, siempre está abierto, vendiendo y trabajando. Y, además es el mejor modo de aprovechar la publicidad online, que también es la forma más barata de anunciarse.

Recuerda: todos entramos en Internet para informarnos antes de comprar.

Visto lo visto, la verdad es que resulta casi imposible imaginar negocios con futuro en España sin presencia en el comercio electrónico. Juzga tú mismo. ☺

Sé profesional, my friend

Por otro lado, parece lógico pensar que si haces bien las cosas, de forma profesional y logrando que funcionen con eficacia y transparencia, tienes todas las de ganar. ¿Por qué?

Porque una de las conclusiones sobre el e-commerce en España a día de hoy, en 2017, es que en las pequeñas y medianas empresas aún falta formación en esto del negocio digital.

Ya ves: hay mucho camino por delante, pero tiene muy, muy buena pinta.

¿Y qué pintan las redes sociales en todo esto?

Pues mira, pintan bastante, tirando a mucho.

Hace ya tiempo que las redes sociales (especialmente Facebook y Twitter) dejaron de ser solo puro entretenimiento.

Que oye, está muy bien echarse unas risas en ellas y compartir cosas curiosas, pero tienen también un papel muy serio como fuente de información.

Los usuarios cuenta sus andanzas como consumidores, explican y piden explicaciones sobre lo que compran.

En gran parte lo hacen en las redes, que también sirven al comerciante para responder dudas, dar a conocer lo que vende y fidelizar a sus clientes de mil y una maneras.

Queremos pensar que si montas una tienda online no se te ocurrirá no aprovechar todo lo que las redes sociales pueden hacer por ti. ¿Verdad que no?

El ecommerce que viene

El comercio electrónico es el presente y el futuro, eso parece indiscutible. Pero es muy difícil hacer de pitonisos a largo plazo porque todo va muy, pero que muy rápido.

La importancia del marketing online

A corto plazo, en cambio, vemos claramente un panorama con clientes activos, que se hacen oír, preguntan, alaban las virtudes y se quejan de los defectos.

Ya no se trata de disparar publicidad hacia todo bicho viviente. Eso ya no sirve, amigos.

Para que un comercio electrónico funcione va a necesitar apoyarse en un buen marketing digital, que lo analice todo cuidadosamente y saque partido a todas las posibilidades del mundo virtual.

Y hablando de sacar partido…

El cliente está ahí fuera

Como se suele decir, Internet ha acercado a las personas; aunque físicamente estén separadas por medio mundo.

Así que, para un negocio online, la distancia no debe ser un problema.

Vender a clientes que viven fuera de España es un caramelo para cualquier empresa, y seguramente los tiros también vayan por ahí los próximos años.

Para ir terminando…

La evolución del comercio electrónico en España, como ves, ha ido pasito a pasito.

Ha crecido la confianza del usuario y, a día de hoy, en el macroentorno España 2017, el ecommerce ha superado casi todos los obstáculos y pisa el acelerador que no veas.

El número de páginas de ventas por Internet en España crece sin freno, y no hay razón para pensar que la tendencia vaya a cambiar. Así que, asegurada la cantidad, el desafío está en la calidad.

Ahora, déjanos preguntarte algo:

Como estás leyendo este artículo, está claro que eres internauta. Así que apostaríamos a que has comprado online. Y más de una vez.

Nos gustaría que nos contaras alguna cosilla sobre tu experiencia compradora. Por ejemplo:

¿Qué productos te parecen los que mejor y peor se adaptan a la venta online?

¿Hay cosas o servicios que estés deseando comprar online y todavía no sea posible hacerlo?

 

GUÍA PDF CON LOS MEJORES TIPS PARA AUMENTAR EL ROI Y ROAS DE TUS CAMPAÑAS

Suscríbete a nuestro newsletter* y recibe GRATIS el nuevo e-Book ROI y ROAS
DESCARGAR 🙂
100% libre de spam

Deja un comentario